Anales. Libros I-VI by Cornelio Tácito; José L. Moralejo (ed.)

By Cornelio Tácito; José L. Moralejo (ed.)

Show description

Read Online or Download Anales. Libros I-VI PDF

Similar literatura y ficcion books

Diez negritos (Spanish Edition)

Diez personas reciben sentadas cartas firmadas por un desconocido Mr. Owen, que las invita a pasar unos días en l. a. mansión que tiene en uno de los islotes de los angeles costa de Devon. l. a. primera noche, después de l. a. cena, una voz los acusa, de ser culpables de un crimen. Lo que parece ser una broma macabra se convierte en una espantosas realidad cuando, uno por uno, los diez invitados son asesinados en un atmósfera de miedo y mutuas recriminaciones.

Discurso Verdadero Contra Los Cristianos, El (Spanish Edition)

Defensa de los valores de los angeles cultura pagana frente al cristianismo, que había logrado afianzarse entre las clases inferiores y amenazaba de forma desafiante los ideales del sistema helenista y de los angeles filosofía clásica. Sus principales ataques doctrinales se centran sobre el relato de los angeles creación (a l. a. que se tilda de infanti

Additional info for Anales. Libros I-VI

Example text

Cambridge, 1972. D) I (Ann. I, L é x ic o : Un vocabulario completo de Tácito es el de A. Gerber, A. Greef, Lexicon Taciteum, I-II, Leipzig, 18771890. Para los nombres propios puede verse Ph. Fabia, Onomasticon Taciteum, París-Lyón, 1900. E) E s t u d io s : De entre Ia casi inabarcable bibliografía tacítea contemporánea, que el lector puede hallar debidamen­ te ordenada y criticada en los ya citados Berichte de 38 ANALES R. Hanslik, destacaremos solamente tres estudios ge­ nerales de primera magnitud: S t.

9 Tras la batalla de Filipos, del año 42 a. C. 10 En batalla naval, entre Milas y Náuloco, en el 36 a. ; Sexto Pompeyo era hijo del rival de César; véase S uetonio , Augusto 16, 1. 11 Lépido quedó pronto al margen del triunvirato; Antonio se suicidó en el año 30 en Alejandría, sitiada por Augusto tras la batalla de Accio. 12 Se refiere, naturalmente, al que luego será Augusto, hijo adoptivo de su tío-abuelo Julio César. 13 Tácito reproduce probablemente, y no sin ironía, pala­ bras literales de Augusto; véase nota 41.

C. A sus nietos los había adoptado Augusto com o hijos pensando en la suce­ sión; de ahí la alusión a Livia como «madrastra», que más bien preferiría que el poder, como de hecho ocurrió, llegara a ma­ nos de su propio hijo Tiberio. w Druso murió en el 9 a. C. El Nerón que aquí se nombra es, naturalmente. Tiberio, cuyo nombre antes de ser adoptado por Augusto en el 4 d. C. era Tiberio Claudio Nerón, ® Potestad que, por su especialísima importancia, retuvo Augusto durante casi todo su principado; véase nota 41.

Download PDF sample

Rated 4.67 of 5 – based on 14 votes