Alexandros I. El hijo del sueno (Spanish Edition) by Valerio Manfredi

By Valerio Manfredi

Nadie puede permanecer indiferente ante los angeles belleza de Alejandro, ni ante l. a. grandiosidad de su imperio, que se extendio desde el Danubio hasta el Indo. Un hombre considerado como un dios por sus contemporaneos, de ardientes suenos y violentas pasiones, que le consumieron hasta finalmente destruirle. Su vida transcurrio en un mundo de leyenda. Esta es su historia. En esta excelente novela, Manfredi ha volcado todo su saber historico y cuanta pasion period capaz de derrochar.

Show description

Read or Download Alexandros I. El hijo del sueno (Spanish Edition) PDF

Best literatura y ficcion books

Diez negritos (Spanish Edition)

Diez personas reciben sentadas cartas firmadas por un desconocido Mr. Owen, que las invita a pasar unos días en los angeles mansión que tiene en uno de los islotes de l. a. costa de Devon. l. a. primera noche, después de los angeles cena, una voz los acusa, de ser culpables de un crimen. Lo que parece ser una broma macabra se convierte en una espantosas realidad cuando, uno por uno, los diez invitados son asesinados en un atmósfera de miedo y mutuas recriminaciones.

Discurso Verdadero Contra Los Cristianos, El (Spanish Edition)

Defensa de los valores de l. a. cultura pagana frente al cristianismo, que había logrado afianzarse entre las clases inferiores y amenazaba de forma desafiante los ideales del sistema helenista y de l. a. filosofía clásica. Sus principales ataques doctrinales se centran sobre el relato de los angeles creación (a l. a. que se tilda de infanti

Additional resources for Alexandros I. El hijo del sueno (Spanish Edition)

Example text

Lucía la armadura de gala de hierro y oro así como un manto de color blanco; sus piernas estaban enfundadas en unas botas de media caña de plata repujada. El silencio fue roto por el bufido de los caballos y la llamada de los animales nocturnos atraídos por los fuegos del campamento. Los generales que estaban al lado del soberano podían ver que éste tenía el rostro enrojecido, como cuando se sentaba en el vivaque, y los ojos relucientes. ¡Hombres de Macedonia! gritó?. En mi palacio de Pella la reina me ha dado un hijo.

Alejandro se desató entonces del cinturón un arito metálico con unos cascabeles de plata y comenzó a agitarlo delante de la pequeña, que alargó enseguida las manitas para cogerlo. Olimpia le miraba emocionada. ¿No sería hermoso poder detener el tiempo? observó como si pensara en voz alta. Durante un largo período después del nacimiento de sus hijos Filipo se vio enfrascado continuamente en sangrientas guerras. Había consolidado las fronteras del norte, donde Parmenio derrotara a los ilirios; al oeste tenía el reino amigo de Epiro en el que reinaba Aribas, el tío de la reina Olimpia; al este había sojuzgado con diversas campañas a las belicosas tribus de los tracios extendiendo su control hasta las orillas del río Istro.

Fue un largo y difícil parto porque Olimpia era estrecha de caderas y de complexión delicada. ¡Aprieta fuerte, niña, empuja! El ver a tu hijo te consolará de todo el dolor que debes de estar pasando en estos momentos. Le mojaba los labios con agua de manantial, que las doncellas cambiaban de continuo en la copa de plata. Pero cuando el dolor aumentó hasta hacerle perder casi el sentido, intervino Nicómaco, guió las manos de la partera y mandó a Artemisia que empujara sobre el vientre de la reina porque a ella le fallaban ya las fuerzas y el niño padecía.

Download PDF sample

Rated 4.31 of 5 – based on 29 votes